Laboratorio de Emprendedoras

¿Quiénes son tus clientes? 3 claves para definir quiénes pagarán por lo que hacés

Ok, no sé si alguna Universidad o gobierno, sacó alguna estadística acerca de la importancia de definir los clientes. Estoy segura que sí, porque hay estudios para todo. Así como estoy segura de que existe, apuesto todas mis fichas a que la mayoría todavía no lo definió o intenta vender sin saber quiénes son sus compradores.

Es muy difícil venderle a alguien que no sabemos quién es. Es misión imposible, es más se me ocurre que le podemos decir a Tom Cruise que se actúe esta película tan conocida por nosotras. ¿Qué dicen?

Les cuento un poco cómo sería el guión,- Brian De Palma, lo siento ya escribiste muchas Misiones Imposibles, es mi turno- el protagonista quiere ponerse una empresa de jugos naturales en la puerta del cine más famoso de su ciudad porque adentro sólo venden gaseosas y él tiene una marca en la que producen 100% orgánico para aportar a sus clientes una opción saludable y sana.

3 Claves que nuestro protagonista tendrá en cuenta para definir su cliente

1. Pensar como ellos

Si no puedo ponerme en los zapatos de mis clientes, no voy a poder venderles.
Pensá en todas las situaciones en las que estuviste a punto de comprar y no lo hiciste o en todas aquellas que lo hiciste pero hubo algo que hizo que no volvieras a comprar ahí nunca más. Si el vendedor se hubiera puesto en tu lugar y pensado como vos, ¿qué hubiera pasado?
Nuestro querido protagonista, ni lento ni perezoso, va a pensar ¿cómo les gustaría que le sirvan ese jugo? ¿cuáles son sus jugos favoritos? ¿con qué les gustaría acompañar ese jugo? entre otras tantas posibilidades.

2. Crear como si nosotros mismos fuéramos nuestro propio cliente

Parece que no, pero sí.
Esto pareciera que estuviera de más decirlo, pero claro está que en nuestro cotidiano nos topamos con cosas que ciertas personas producen y que ni ellos mismos comprarían. No es que nos tenga que encantar al 1000% todo lo que hacemos (otro día vamos a hablar de eso), pero si hay cuestiones mínimas que nosotros como clientes esperamos y quiero que sepas que tus clientes también esperan eso mismo.
Nuestro querido amigo, salido de una escena de Misión Imposible piensa en que a él le gusta saber todo sobre lo que ingiere, por eso va a hacer etiquetas y detalles de todo lo que contiene el jugo, cree que es importante contar con normas de higiene exigentes porque por ejemplo él no come en cualquier lado, nuestro juguero se exprimió (en casa de juguero, todo se exprime) el cerebro buscando proveedores orgánicos y de calidad, porque ese es el corazón de su negocio, por eso cuando te compres un jugo o conozcas la marca te lo hará saber.

3. Ganar Fans

En pleno 2017, una clave es comprender que el intercambio comercial no se limita a ese momento. Nuestro juguero amigo, eso lo comprende a la perfección y quiere que su marca sea una experiencia, que los sabores remitan a lugares, que acompañen durante la película al consumidor, que puedan llevarse el vaso a su casa, que lo recomienden y que la próxima vez que vayan al cine además de amar a Harry Potter, amen a su marca.

Tanto escribir del juguero, me dieron ganas de tomar jugo. ASÍ funciona.

Espero que estas pequeñas llaves puedan ayudarte a reflexionar sobre cómo estas haciendo las cosas y qué podrías mejorar. Si estás haciendo todo bien, CHIN CHIN de jugo por vos.

Quedan abiertos los comentarios, para que compartamos anécdotas con clientes y como clientes.

 

Deja un comentario